AMIGOS COLOMBIANOS NO SE DEJEN EXPROPIAR

Por  MANUEL ELKIN PATARROYO.


Luego de escuchar durante años al presidente Venezolano Hugo Chávez Frías, decir la famosa frase: “Exprópiese, señor ministro expropie”, la frase hoy cobra importancia en el ámbito político colombiano; el ex alcalde Petro colocó en boca de los colombianos la imagen auditiva “Expropiar”.

Desde entonces en las esquinas, en los buses, en el colegio, en la iglesia y en el trabajo se habla de la expropiación, unos desmintiendo y defendiendo al candidato de la Colombia Humana y sus opositores sosteniendo con argumentos analógicos lo que podría generar la llegada de Petro al poder y comparan nuestra economía actual con la hecatombe venezolana, situación a los que nos podría llevar un eventual triunfo de Petro en las justas electorales.

Yo que siempre he sido renuente a los temas políticos, pero analizando la situación, me he visto en la obligación moral e histórica de intervenir con mi mas humilde opinión; vivo preocupado con el tema de la expropiación y creo que el pueblo no se ha dado cuenta que ya lo expropiaron, que durante siglos nuestro pueblo se le ha expropiado todo y que nada hay que temer si Petro llega al poder, puesto que al pueblo no hay más nada que expropiarle.

Los españoles nos expropiaron nuestras tierras desde hace mas de 500 años y con ello el derecho a nuestra lengua y a nuestra religión; la colonización castró nuestra cosmogonía, nuestra forma de ver el mundo y los fenómenos naturales, la forma de relacionarnos con la naturaleza y con Dios, mancharon nuestra raza con la blanca europea, legado de delincuentes que llegaron a nuestras tierras a engendrar el virus de la corrupción y el aprovechamiento. La expropiación siguió durante siglos, la mujer colombiana vivió expropiada de sus derechos civiles y políticos, lo mismo que el negro y las minorías raciales.

Usted que da clases en la escuela como docente o como estudiante, usted abogado, policía, medico, vendedor ambulante, señor Colombiano en sentido general, si no se ha dado cuenta, la expropiación llegó a su patrimonio desde antes que Petro aspirara a un cargo público, si no se ha dado cuenta, a usted lo expropiaron de la remuneración justa de las horas extras, de los recargos nocturnos, de las garantías mínimas laborales, a muchos trabajadores de todas las prestaciones sociales, porque se inventaron el comodín de las ordenes de prestación de servicio.

Por otro lado lo expropiaron del derecho a la salud digna, a una educación de calidad, logrando con esto el arrebato de la vida en edades tempranas y cuartándolo del derecho al acceso al conocimiento y la ciencia, guardándose las clases altas el derecho a la medicina y los tratamientos médicos de calidad, lo mismo que los cupos en las grandes universidades, lo que le da la calificación posterior para ocupar los cargos de manejo del país, es por ello, que usted encuentra en la lista de presidentes, apellidos que se repiten como Santos, Lleras, López, Ospina y dejando por fuera del ponqué presupuestal apellidos humildes como el suyo o el mío.

Expropiaron al estado de los bancos entregándole el monopolio del control cambiario a los ricos del país, para que impongan las condiciones de los créditos al colombiano de a pie, y lo hundan más en la pobreza con altos intereses; Expropiaron al pueblo de las empresas del país, para evitar pagos dignos y de esta forma ejercer el control de los salarios a su antojo, logrando ampliar aun mas la brecha de miseria entre los ricos ustedes y yo.

A los más humilde que andan en moto le expropiaron el derecho de cargar en la parrilla a su familia; como si fuese poco le han quitado a muchos colombianos la oportunidad de elegir, puesto que la de ser elegido solo es para los ricos y preparados, más para los ricos que para los preparados, pero el de elegir, que es el poder que usted tiene en su cedula se lo han expropiado a través de los canales de televisión que manipulan la información y que a su vez expropiaron al estado de los espacios, puesto que antes eran del estado la cadena uno y la dos, ahora son RCN y Caracol, cuyos dueños son los expropiadores del país, ellos muestran lo que les interesa que usted crea, pero no la realidad del país, otra forma de expropiarlo es valiéndose de la necesidad económica de la gente y con el billete que le expropiaron le hurtan la conciencia.

Se expropian los recursos públicos en las obras inconclusas y mal diseñadas, guardándose los grandes sorbos presupuestales para reírse del ciudadano en los grandes hoteles de Europa, Norte América y Asia.

Yo que sufrí la expropiación de mis proyectos e ilusiones cuando cerraron el Hospital San Juan de Dios, me revelo a que me expropien la dignidad y el derecho a pensar, por todo esto y muchas cosas más Voto por Petro.

De ustedes.

MANUEL ELKIN PATARROYO.