LOS CORRUPTOS Y BARONES ELECTORALES

Por : Tulio Castro Rodríguez , profesor y periodista.

 ...DESPRESTIGIADOS Y EN DECADENCIA, CORRIERON COMO RATAS DE ALCANTARILLA A REFUGIARSE DONDE DUQUE-URIBE.
La reunión de Fuad, jefe de la Dinastía Char, con Álvaro Uribe Vélez, una semana antes de las elecciones, dieron al traste con la candidatura de Germán Vargas Lleras, a quien los Char habían jurado 'Amor Eterno ' .Igualmente, sucedió con la reunión de César Gaviria, jefe del otrora Gran Partido Liberal, quien a pocas horas de conocidos los resultados de la primera vuelta, se reunió con Uribe para regalarse a la campaña de Duque para la segunda vuelta. Recordemos que Gaviria fue quien se opuso a una coalición de De la Calle con Fajardo y, también, fue el mismo Gaviria quien abandonó a Humberto a su suerte, no sin antes habérsele 'mamado' los dineros del anticipo que el estado desembolsó para la campaña del candidato del Partido Liberal, a quien un grupo de ciudadanos solidarios recolectan en una VACATON dineros para ayudarle a pagar un préstamo bancario que hizo para sufragar los gastos de su campaña.

Paralelamente, Fajardo se ufana en los medios de comunicación y los mismos medios caen a sus pies resaltando el 'gran triunfo' del otrora Barón electoral de Antioquia y Medellín con la perversa intención de minimizar el extraordinario triunfo de la Colombia Humana y su paso de vencedores a la segunda vuelta, amén de la falacia de convertirlo en el Mayor Elector de Bogotá cuando Fajardo es un 'ilustre desconocido' en la Capital de la República: esa votación es de jóvenes militantes de los Verdes, del Polo Democrático y sectores independientes, esos electores son de simpatizantes y militantes de Claudia Lopez, Angélica Lozano, Antanas Mockus, Antonio Navarro y los ciegos de Peñalosa con toda su maquinaria completa, que pusieron a su servicio.

En fin, estos jefes, incluyendo a los conservadores que se quemaron con Vargas Lleras, como los Barguil, los Andrade, los Cepeda, los Gerlein, han salido de sus escondites como ratas de alcantarillas a refugiarse en la campaña de DUQUE-URIBE regalándose pero con la convicción de que, en un eventual gobierno de ellos, no los van a juzgar por los miles de millones y miles de millones de pesos que le han robado a la salud de los colombianos con los Carteles conocidos, a los niños y a la educación y a las administraciones territoriales con sus esbirros de alcaldes y gobernadores, convencidos, también, que los premien con una embajada o un Ministerio, un Instituto descentralizado, o un consulado, quien quita que los Uribistas y sus Nuevos Aliados declaren una Amnistía a todos los Corruptos, casos se han visto. Por éso se fueron para allá y no para la Colombia Humana que los ha combatido a brazo partido y que en un eventual gobierno de Gustavo Petro, serán juzgados y llevados a prisión para que paguen por sus crímenes y delitos. Estoy seguro que las bases históricas y la vieja militancia de esos partidos políticos son libres para escoger entre los que representan la Paz con Justicia, cero corrupción y protección de los derechos humanos, educación y salud pública y gratuita, o por quines representan la guerra, la corrupción, acabar con la justicia, y volver trizas los Acuerdos de paz. Mientras tanto, Fajardo vuelve a su Tierra, Antioquia y Medellín, donde fue derrotado ampliamente por Duque y Petro, a lo que siempre ha sido: a su Compromiso Ciudadano y a las huestes del Sindicato Antioqueño, del cual es su Consentido.