Mentiras fundamentales de la Iglesia católica

Por © Pepe Rodríguez © Ediciones B Barcelona, 2011 (edición revisada y ampliada de la versión primera del año 1997). Para esta publicación 2017 Metropolica Radio.
(Un análisis de las graves contradicciones y manipulaciones de los textos bíblicos y de la figura del Jesús histórico)

Nuestra sociedad actual, aunque presenta una modesta práctica religiosa real, permanece fuertemente influida por una poderosa cosmovisión cristiana que, lo queramos o no, mediatiza nuestra forma de pensar y, desde los centros de influencia controlados por la Iglesia, pretende imponernos a creyentes y no creyentes una determinada forma de sentir y de vivir.

Por esta razón, dado que la Iglesia católica y sus dogmas son algo que nos afecta y concierne a todos sin excepción, resulta obligada y necesaria toda reflexión que amplíe nuestros conocimientos sobre una institución y unas creencias que han modelado los últimos dos mil años de historia humana.

Todo el mundo, ya sean creyentes o ateos, cree saber qué se dice en la Biblia, aunque lo cierto es que prácticamente nadie la ha leído directamente. La mayoría conoce lo principal de la historia de Jesús, pero ¿cuantos han leído por sí mismos al menos uno de los evangelios? Lo que suponemos que está escrito en la Biblia lo conocemos porque la Iglesia nos lo ha repetido de una forma determinada durante siglos, pero la realidad de la figura de Jesús y su mensaje es prácticamente opuesta a la dada por el catecismo católico.

El autor de Mentiras fundamentales de la Iglesia católica se ha limitado a analizar con rigor los textos bíblicos para extraer de ellos sus conclusiones implícitas y explícitas más importantes, evidenciando así unos hechos fundamentales que, a pesar de que siempre estuvieron allí, nos han sido celosamente ocultados a todos. Por sorprendentes que puedan parecer las afirmaciones que se hacen en este libro, bastará que cualquier lector las contraste con una Biblia para darse cuenta de su veracidad.

En la Biblia, entre otras muchas cosas, se muestra, de modo claro e irrefutable, que:

·  Dios no cree en la supervivencia postmortem de los humanos, ni tampoco en el infierno.

·  Moisés no fue el fundador del monoteísmo, ya que él y su pueblo fueron monólatras.

·  Los Diez mandamientos originales no son los mismos que afirma la Iglesia.

·  El culto a las imágenes está absolutamente prohibido y se las califica de “espantajos de melonar”.

·  Los apóstoles no creyeron en la “Inmaculada Concepción” de María (un dogma que no fue impuesto hasta 1854), ni en la personalidad divina de Jesús (decretada en el año 325).

·  María, tras alumbrar a Jesús, ofreció un sacrificio expiatorio porque era impura según la Ley de Dios.

·  María, la madre de Jesús, tuvo como mínimo siete hijos.

·  Jesús fue un judío, fiel cumplidor de la Ley hebrea, que jamás instituyó -ni quiso hacerlo- ninguna nueva religión ni Iglesia. Jesús nunca fue cristiano ni, menos aún, católico.

·  Jesús predicó que el “fin de los tiempos” era inminente, pero se equivocó.

·  Jesús prohibió explícitamente el sacerdocio profesional.

·  Jesús elevó a la mujer al rango de igualdad con el hombre y la hizo protagonista de algunos de los pasajes más fundamentales de su vida.

·  Jesús no habló jamás de la doctrina de la “Santísima Trinidad”.

·  Jesús fue ejecutado cuando tenía entre 41 y 45 años, no a los 33 de que habla la tradición.

·  Jesús no pasó tres días y tres noches en su sepulcro, sino ¡un día y medio!, incumpliendo así su profecía más famosa.

·  Los apóstoles no creyeron en la resurrección de Jesús (y sus relatos son muy incoherentes entre sí).

·  Jesús mismo negó toda posibilidad de que pudiera volver al mundo tras su muerte (siendo imposible, por tanto, su presencia “real y verdadera” en el “sacrificio de la misa”).

·  La figura del Papa es contraria a lo que predicó Jesús y Pedro jamás fue obispo de Roma.

·  San Pablo afirmó que “Dios no habita en templos hechos por la mano del hombre”.

·  Los sacerdotes deben ser “maridos de una sola mujer”.

·  Etcétera

 Mediante el análisis histórico y científico de los textos bíblicos se muestra, por ejemplo, que:

·      Moisés no es el autor de ninguno de los cinco libros básicos de la Biblia.

·      Los libros de los profetas fueron redactados por otros y las “profecías” o no eran tales o fueron incluidas una vez sucedidos los hechos anunciados.

·      La imagen del Dios judeocristiano actual fue creada por Esdras.

·      Tres de los cuatro Evangelios no son obra de apóstoles sino de autores que jamás conocieron a Jesús.

·      Los Evangelios, escritos en fechas y regiones distintas, se contradicen en casi todo lo fundamental.

·      La mitad de las influyentes Epístolas de San Pablo no fueron escritas por él.

·      Los aspectos míticos de la figura del Jesús‑Cristo, así como los hechos prodigiosos de su nacimiento, fueron adoptados tardíamente y copiados de la leyenda de dioses “hijo” paganos anteriores a Jesús.

·      El contenido y fecha de celebración de fiestas como la Pascua de resurrección, Navidad o Reyes es una evidente apropiación de celebraciones paganas anteriores que tenían el mismo significado.

·      Etcétera.

 

«La verdad os hará libres», dijo Jesús, según Jn 8,32.

ÍNDICE

Nota del autor a esta edición revisada y aumentada

Introito: “La verdad os hará libres” (Jn 8,32), la mentira, creyentes

I Del Antiguo al Nuevo Testamento: las bases humanas del cristianismo y de una Iglesia que se pretende divina

1. El Antiguo Testamento, textos muy humanos redactados a la medida de las necesidades del pueblo hebreo

1.2. Dios entregó su Ley al “pueblo elegido” plagiando los términos de un tratado de vasallaje hitita
1.3. Los autores de los libros del Antiguo Testamento: tantas manos inspiradas como intereses político-religiosos hubo en el pueblo hebreo
1.4. De cómo un escriba, sin pretenderlo, creó el Dios judeocristiano de la Biblia
1.5. Los profetas: moralistas muy influyentes... aunque sus profecías fueran escritas por otros tras haberse producido los hechos “anunciados por Dios”
1.6. Más de cuatro mil versículos bíblicos inspirados patrocinan conductas y hechos moralmente rechazables

2. Dios, en su infinita inmutabilidad, cambió radicalmente su “Revelación” y dio el Nuevo Testamento

2.1. La mayor parte del Nuevo Testamento fue escrita por recopiladores que no conocieron a Jesús
2.2. Cómo y cuándo se seleccionaron los textos inspirados que componen el Nuevo Testamento
2.3. Quiénes fueron en realidad los cuatro evangelistas y cuándo y dónde se compusieron sus textos
2.4. Pablo: el judío extremista que fundamentó un cristianismo paganizado ajeno a Jesús

II De cómo los propios evangelistas dieron versiones paganas y contradictorias de la vida de Jesús y de cómo el cristianismo y la Iglesia católica tergiversaron los datos que no les convenían

3. El nacimiento prodigioso de Jesús: un relato mítico que la mayor parte del Nuevo Testamento niega abiertamente

3.1. Nacer de una virgen fertilizada por Dios: un mito pagano muy corriente en el mundo antiguo anterior a Jesús
3.2. El decorado pagano habitual: señales celestes, magos, pastores, ángeles cantores, animales amables y un rey que persigue al niño divino
3.3. La figura de Jesús Cristo fue configurada según el modelo pagano de los dioses solares
3.4. Jesús nació con dos genealogías, pero sin ninguna legitimación mesiánica
3.5. Si María fue virgen aún después de parir a Jesús ¿cómo es que los apóstoles no se enteraron?
3.6. Los otros hijos de María o los hermanos carnales de Jesús que la Iglesia disfrazó de primos

4. Jesús, un judío fiel a la Ley hebrea del que apenas conocemos nada

4.1. Las fuentes no cristianas de los siglos I y II: quién dijo qué sobre Jesús
4.2. Nacido hacia el año 6 a.C., pero no en Belén y quizá tampoco en Nazaret
4.3. El perfil humano del judío Jesús según los pocos datos verosímiles de los relatos neotestamentarios
4.3.1. Jesús, de discípulo de Juan el Bautista a predicador del «reino de Dios»
4.3.2. ¿Permaneció soltero Jesús o estuvo casado?

5. Las muchas y profundas incoherencias que impiden dar crédito a los relatos acerca de la resurrección de Jesús y de sus apariciones posteriores

6. Jesús consubstancial con Dios: una invención teológica tardía contraria a las creencias del propio Jesús y sus apóstoles
6.1. El Jesús histórico (de los Evangelios) sólo se consideró hijo de Dios en sentido figurado
6.2. Muchas cristologías fabuladas y un sólo Jesús histórico

7. La construcción de Jesús como "mesías esperado” y la manipulación del sentido de los versículos proféticos del Antiguo Testamento que le dieron fundamento

III De cómo la Iglesia católica manipuló los Evangelios para dotarse de fundamento y legitimidad y se convirtió en una institución de poder que Jesús repudiaría

8. Jesús jamás instituyó ninguna nueva religión o Iglesia, ni cristiana, ni católica

8.1. “Católica” no significa “universal” ni Jesús pretendió que su mensaje tuviese ese carácter

9. Jesús derogó el clero profesional... pero la Iglesia católica hizo del sacerdote un asalariado “especialmente elegido por Dios”

10. En el Nuevo Testamento se niega que las iglesias sean la “casa de Dios”

11. La eucaristía, otra elaboración teológica de Pablo que jamás fue instituida por Jesús

12. La imposible transubstantación y presencia de Jesús-Cristo en eucaristías y misas, según los textos neotestamentarios

13. La figura del papa es contraria a lo que predicó Jesús y se asienta sobre un texto añadido a Mateo

13.1. La imposible successio apostolica de Pedro y las grandes falsificaciones documentales que arroparon la imposición del «primado de Roma»
13.2. El Papa, “sucesor de Pedro”, no fue oficialmente infalible hasta que lo decretó Pío IX en el año 1870

14. Jesús, en los Evangelios, preconizó la igualdad de derechos de la mujer, pero la Iglesia procuró su marginación social y religiosa

IV De cómo la Iglesia católica cambió los “mandatos de Dios” bíblicos y creó dogmas específicos para controlar mejor a los creyentes y al clero

15. Los diez mandamientos de la Iglesia católica presentan graves e interesadas diferencias respecto al Decálogo bíblico original

15.1. La Iglesia falseó el Decálogo bíblico eliminando el segundo mandamiento para rentabilizar el culto a las imágenes
15.2. El Dios de la Biblia no dijo “ve a misa los domingos” sino “descansa los sábados”

16. El Credo, una profesión de fe que el propio Jesús rechazaría

17. La “Santísima Trinidad”, el misterio que nos vino de Oriente

18. La “Inmaculada Concepción”, un dogma de fe fundamental de la Iglesia católica... que no fue impuesto a los creyentes hasta 1854

19. La doctrina católica del infierno le fue tan desconocida al Dios del Antiguo Testamento como al propio Jesús

20. El celibato obligatorio del clero es un mero decreto administrativo, no un mandato evangélico

Epílogo brevísimo

Bibliografía

Índice onomástico

Índice de versículos bíblicos

RELACIÓN DE CUADROS

1. Versículos bíblicos que relatan conductas y hechos violentos, negativos y absolutamente opuestos a cualquier cultura religiosa, perpetrados por Dios y su pueblo

2. Hechos notables de la historia de Israel y época de redacción de los textos más importantes del Antiguo Testamento

3. Origen y composición de los textos del canon del Nuevo Testamento

4. Apariciones de Jesús después de su resurrección

5. Evolución histórica de la definición y características de la supuesta personalidad divina de Jesús

Fuente: http://www.pepe-rodriguez.com/Mentiras_Iglesia/Mentiras_Iglesia_ficha.htm