Una Reflexión con Mario Garcia

Por Mario Garcia. Arquitecto,  Docente Universitario, Productor de Radio.

Creo que los años que dediqué al estudio formal y a lecturas de todo tipo, no me sirvieron para entender la actual política colombiana; Lo mismo le pasa a muchos de mis amigos, profesionales y avezados lectores.
Ayer conversé con Atenea, y Odiseo, maestro en ardides, una médium me comunicó con Lenin y Maquiavelo, también se declararon anonadados, incapaces de comprender el actual momento político colombiano. Roland Barthes, me dijo a través de la médium, que renunciaba a su postulado de que la política es la conjunción de fuerzas en su poder de construcción del mundo, y cambiaba definitivamente la palabra construcción, por destrucción. Consulté avezados lingüistas y sociólogos, y ninguno supo decirme por qué para tantos colombianos, lo malo es bueno, la muerte es vida, la miseria es riqueza, la guerra es paz, y el fracking, un señor con sacoleva. Cuando le pregunté a Aristóteles por qué en Colombia, los esclavos votan por quienes los esclavizan, me contestó que el esclavo siempre le teme a la libertad. Hermes, dios de los ladrones, atinó a decir que el que elige a un ladrón, simplemente se está eligiendo a sí mismo.

Mis entendederas no alcanzan a entender cómo es que quienes tienen a Colombia sumida en la miseria, son elegidos y reelegidos, por quienes sufren directamente y en grado de indignidad, las consecuencias de la corrupción que los miserabiliza.

Un sofista trató de explicarme y no entendí, por qué a tantos colombianos, los tienen convencidos, de que si no votan por los mismos, les van a expropiar lo que no tienen. La salud, la educación, la vivienda y el trabajo digno, fueron expropiados hace años, por los corruptos que nos gobiernan. Desde los tiempos del ruido, esos corruptos le han expropiado al pueblo colombiano sus sueños y sus ilusiones, y le han robado a través de la miseria como arma de poder, la libertad de elegir honestamente.

Confieso que soy bruto ¿Cómo puedo yo tener temor a que me quiten lo que no tengo? Explíquemelo usted.


Publicidad15jpg

Hay algo peor y tampoco entiendo. Muchos inteligentes y seudointeligentes, hasta profesores universitarios, qué tristeza, andan muertos de miedo por la posible Venezolanización de Colombia. Parece ser que los mejicanos, son más inteligentes que nosotros, porque allá no se están comiendo ese cuento, igual que en su momento no se lo comieron los uruguayos de Mojica y los ecuatorianos de Correa. ¿Dónde está nuestra inteligencia?

O yo soy muy bruto, o los demás son muy inteligentes, pero creo que el castrochavismo está en el mismo nivel de Superman, la Mujer Maravilla y Linterna Verde.

Confieso que soy tan bruto, que no entiendo por qué las fuerzas de la corrupción y de la guerra si se pueden unir, en cambio las fuerzas de la vida y la esperanza, con su negativa a unirse, le facilitan el camino a la corrupción y a la muerte.

Atenea, ilumíname. No, mejor ilumina a los candidatos de la esperanza y a sus séquitos.


Anterior - Tontos Y mas Tontos    /   La Revolución Intelectual - Siguiente